El 11 de Abril de 2014, muere Alfredo Alcón, una gloria del arte escénico en la Argentina.

Tenía 84 años. Brilló en teatro y en cine, así como en ciclos televisivos. En las tablas se lo vio en obras de Shakespeare, en Largo viaje hacia la noche de O´Neill, en Peer Gynt de Ibsen, en Los caminos de Federico, con textos de García Lorca. En cine fue actor fetiche de Leopoldo Torre Nilsson en films como Un guapo del 900Martín FierroEl santo de la espadaLa maffia y Boquitas pintadas. También actuó en Nazareno Cruz y el lobo de Leonardo Favio y fue la voz de Cortázar de Tristán Bauer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×