El 11 de Mayo de 1974, el sacerdote Carlos Mugica es asesinado por un comando de la Triple A.

Nacido en una familia adinerada (su padre fue canciller de Arturo Frondizi), tomó los hábitos y abrazó la Teología de la Liberación. Llevó adelante su ministerio en la Villa 31 y viajó en el vuelo chárter que trajo de vuelta a Juan Domingo Perón en 1972. Emblema de los curas villeros, acababa de dar misa en Villa Luro cuando lo baleó el grupo paraestatal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×