El 19 de abril de 1987, Raúl Alfonsín pronuncia la famosa frase: “La casa está en orden”.

Tras cuatro días de máxima tensión con los “Carapintadas”, liderados por el militar Aldo Rico, Alfonsín habló ante una multitud en Plaza de Mayo.