El feriado de hoy 17 de junio, es en honor al General Martín Miguel Güemes.

El «héroe de la liberación nacional» falleció este mismo día, pero de 1821 en una pequeña ciudad llamada Chamical, en la provincia de La Rioja.

Güemes nació el 8 de febrero de 1785 en Salta y se destacó en la Guerra de la Independencia y en las guerras civiles. Comenzó su carrera militar con apenas 14 años, cuando se enroló en el Regimiento Fijo de Infantería, cuyo cuartel central estaba en Buenos Aires, pero tenía un batallón en su provincia.

Durante la primera de las Invasiones Inglesas al Virreinato del Río de la Plata, en 1806, Güemes participó en la Reconquista de Buenos Aires, donde protagonizó una curiosa hazaña: al ver que el barco inglés Justine, había encallado, dirigió una carga de caballería y lo abordó. Fue una de las muy pocas veces en que un buque de guerra fue capturado por una partida de caballería.

Después del estallido de la Revolución de Mayo de 1810, fue puesto al mando de un escuadrón gaucho en la Quebrada de Humahuaca para impedir la comunicación entre los contrarrevolucionarios y los realistas altoperuanos.

A fines de 1813 inició la formación de milicias gauchas en el marco de su plan defensivo de guerra de guerrillas, que lo haría pasar a la historia. Como general, creó el célebre Regimiento conocido como «Los Infernales», con el uniforme rojo que quedó asociado a su nombre.

Este regimiento adquirió fama rápidamente y fue admirado incluso por el enemigo en virtud de su destreza como jinetes, su velocidad de ataque y su gran capacidad para la emboscada y la retirada.

En 1815, fue gobernador de Salta y dos semanas después de asumir al poder se caso con Carmen Puch. Sin embargo, el matrimonio duró pocos años: Güemes falleció en 1821 a los 36 años, convirtiéndose así en el único general argentino que murió en combate durante la Guerra de la Independencia Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×