10 de febrero de 1952, Macedonio Fernández muere en Buenos Aires a los 77 años.

Una de las figuras míticas de la literatura argentina, fue un autor experimental, que casi no publicó en vida. Su denominada “primera novela buena”, Museo de la Novela de la Eterna, resultó de gran influencia. Gran amigo de Jorge Luis Borges, su figura fue rescatada por Ricardo Piglia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×