31 de enero de 1813, comienzan en Buenos Aires las sesiones de la Asamblea del Año XIII.

Tiene dos objetivos: declarar la independencia y dictar una Constitución. Las internas políticas impedirán que cumpla su cometido. Sin embargo, habrá avances: se suprimen los títulos de nobleza en el Río de la Plata, se declara la libertad de vientre (que hace que no haya más esclavos de nacimiento), la Inquisición es abolida y se proclama la libertad de prensa. La Asamblea se mantuvo hasta enero de 1815.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×