8 de Diciembre de 1854. El Papa Pío IX proclama en Roma el dogma de la Inmaculada Concepción.

Por el cual la Iglesia manifiesta que Jesús nació de la Virgen María a través del Espíritu Santo, libre del pecado original. Cuatro años más tarde, en Lourdes, Francia, la joven Bernadette Soubirous afirmará que la Virgen se le apareció y le confirmó la inmaculada concepción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×