Cada 10 de julio se celebra en Argentina el Día de la Ganadería.

Coincide con la fundación de la Sociedad Rural Argentina (SRA), principal entidad promotora de esa actividad, en 1866.

No podía faltar un día para celebrar una de las actividades mas importantes del país, La ganadería
Es una actividad económica de origen muy antiguo que consiste en el manejo y explotación para su aprovechamiento comercial como por ejemplo el ganado vacuno, ovino, caprino, porcino, equino, y también gallinas, pollos y conejos, para así obtener diferentes tipos de productos: carne, leche, huevos, cueros, lanas, miel, etc…

 

Hace unos 10.000 años los seres humanos del neolítico descubrieron que capturar animales, domesticarlos y mantenerlos vivos para utilizarlos cuando fuera preciso, les permitía reducir la incertidumbre que, en relación con las posibilidades de alimentación, les suponía el hecho de tener que depender de la caza.

Este actividad estuvo unida al nacimiento de las prácticas agrícolas, que ligaban al hombre a la tierra y que, además, permitían el cultivo de forraje para los animales. De ese modo, cuando el hombre inició la domesticación de animales herbívoros como vacas, ovejas, cabras y abandonó la caza y la recolección de frutos, nació la ganadería, durante el neolítico y, muy probablemente, al mismo tiempo que la agricultura.