Cada 15 de octubre se celebra el Día Mundial del Lavado de Manos.

Se conmemora a partir de 2008 para concienciar a la población de que un poco de agua y jabón pueden salvar muchas vidas.