Cada 19 de abril se celebra el día de San Expedito.

El 19 de abril del año 303, por orden del Emperador Diocleciano, Expedito fue sacrificado en Melitene, sede de una de las Provincias Romanas en Armenia junto con sus compañeros de milicia Caio, Galatas, Hermogenes, Aristonico y Rufo. La pena fue de flagelación y decapitación.

Por esa razón cada 19 de abril devotos y creyentes honran a San Expedito.

Se cree que habría sido armenio, y si bien se desconoce su lugar real de nacimiento, es probable que haya sido la localidad de Metilene, que es también en donde sufrió su martirio.

El santo era un militar del Imperio Romano que tenía a su cargo toda una legión a las órdenes de Dioclesiano, emperador que años más tarde lo mandaría a matar.

Se convirtió al Cristianismo para proteger a los mártires que eran devorados por los leones en el circo. Para Dioclesiano esto era inadmisible y de inmediato se ordenó el arresto y el interrogatorio de Expedito.

Un 19 de abril del año 303 Expedito fue sacrificado en Melitene.