Cada 27 de junio se celebra el Día Internacional de la Sordoceguera.

Buscando promover en los medios de comunicación y en la opinión pública la existencia de personas con esta condición. La fecha se debe al nacimiento de la escritora y activista política estadounidense Helen Keller, primera persona sorda y ciega en graduarse en la universidad.