Cada 29 de junio, la Iglesia católica celebra a nivel internacional el Día del Papa.

En recuerdo a Pedro, considerado el primer pontífice y al apóstol Pablo en el aniversario de sus muertes.