Cada 5 de mayo, la Organización Mundial de la Salud celebra el Día Mundial de Lavado de Manos.

Se realizo para generar conciencia de la cantidad de infecciones que se pueden evitar al realizar un lavado correcto y el uso del alcohol en gel.

La higiene de las manos en el momento adecuado salva vidas.

La higiene de las manos es un indicador de calidad que destaca la seguridad de los sistemas de salud.

Los problemas de salud, como las infecciones asociadas a la atención sanitaria (IAAS), que a menudo son invisibles pero sin embargo ocurren, son retos políticos y sociales que debemos abordar.

El incorporar los momentos específicos para la acción de la higiene de las manos en el flujo de trabajo del personal sanitario facilita hacer lo correcto a cada minuto, a cada hora, cada día.

La prevención de las infecciones es una parte fundamental del fortalecimiento de los sistemas de salud. La higiene de las manos es la base de todas las intervenciones, ya sea al insertar un dispositivo médico invasivo, manipular una herida quirúrgica, o al realizar una inyección.