El 12 de junio de 1964, Nelson Mandela fue condenado a cadena perpetua por sabotaje.

El líder de la lucha contra el apartheid en Sudáfrica fue acusado con otras siete personas, incluido el ex secretario general del prohibido Congreso Nacional Africano (ANC) Walter Sisulu.