El 17 de julio de 1995 murió Juan Manuel Fangio.

A los 84 años, el “Chueco” fue considerado como uno de los mejores pilotos del automovilismo de todos los tiempos, tras haber sido quíntuple campeón Mundial de la Fórmula 1. Nació el 24 de junio de 1911 en Balcarce, provincia de Buenos Aires, y es una insignia del deporte nacional. Representó a las marcas Mercedes Benz, Maserati, Alfa Romeo y Ferrari.

Fangio obtuvo 24 victorias, 35 podios, 29 pole positions y 23 vueltas rápidas en 51 Grandes Premios. Mantuvo durante un extenso período el récord de más títulos en Fórmula 1 hasta que fue desplazado por Michael Schumacher en 2003. Sin embargo, se mantiene como el piloto de mejor promedio de victorias, el único piloto que ganó campeonatos de Fórmula 1 con cuatro escuderías distintas y el piloto campeón más longevo de la historia (46 años y 41 días). Víctima de un grave accidente en Monza en 1952, estuvo dos temporadas alejado de los autódromos; una vez recuperado, se proclamó campeón del mundo en 1954 (Maserati y Mercedes-Benz), 1955 (Mercedes-Benz), 1956 (Lancia-Ferrari). Por otra parte, triunfó en las 12 Horas de Sebring de 1956 y 1957 con Ferrari y Maserati respectivamente. Luego de un secuestro en Cuba en 1958, obtuvo su última victoria en febrero de ese mismo año en el Gran Premio de Argentina, a los 46 años de edad, y se retiró de la competición unos meses después.

Desde 1974, fue presidente del directorio de la Mercedes-Benz Argentina, y tras su retiro fue designado presidente honorario de Mercedes-Benz en Argentina desde 1987, e inauguró un museo en su ciudad natal. En 2011, en el centenario de su nacimiento, se realizaron variadas actividades con motivo de su nacimiento.