El 22 de diciembre de 1987, hace 31 años, murió Luca Prodan, músico italo-escocés radicado en Argentina, líder de Sumo.

Luca Prodan nació en Roma el 17 de mayo de 1953, hijo de Mario Prodan, un ciudadano italiano nacido en el imperio austrohúngaro y de Cecilia Pollock, nacida en China e hija de escoceses que residieron en Shanghái y Pekín antes de la Segunda Guerra Mundial. Luca fue el tercero de cuatro hermanos: Michela (Micaela) y Claudia eran las mayores, y Andrea el menor de todos. Tanto Michela como Andrea están relacionados con el mundo del cine, aunque Andrea tiene también una trayectoria musical inusual, solista del coro más famoso de Inglaterra en su primera juventud y músico creativo en su madurez.

Prodan se instala en Argentina en plena dictadura. En varios reportajes,[cita requerida] declaró que viajó a la Argentina siguiendo una imagen bucólica que lo había atrapado. Recibió una carta de su amigo argentino de origen escocés, Timmy McKern, con quien había compartido años escolares en Escocia y convivió luego en Londres, en la que había una foto de la familia de McKern en las sierras de Córdoba.

El último recital fue en el estadio del Club Atlético Los Andes, el 20 de diciembre de 1987. Según el cantante de la banda Los VioladoresPil Trafa, «Luca estaba muy flaco y pálido». Sus ex compañeros recordaron más tarde que esa noche, momentos antes de interpretar una poderosa versión de «Fuck you», Luca dijo: «Ahí va la última». Dos días después, el martes 22 de diciembre de 1987, lo encontraron muerto en su habitación de la casa ubicada en la calle Alsina 451, en el barrio de San Telmo, que compartía con el músico Marcelo Arbiser. Había sufrido un paro cardíaco debido a una grave hemorragia interna causada por una cirrosis hepática.[cita requerida]

La muerte de Prodan se produjo en la década más fatídica del rock argentino, ya que unos años antes había fallecido Alejandro De Michele (20 de mayo de 1983), de Pastoral, luego Miguel Abuelo (26 de marzo de 1988) y Federico Moura (21 de diciembre de 1988), líderes de Los Abuelos de la Nada y de Virus, respectivamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *