El 23 de mayo de 1936 se inauguró el Obelisco, monumento histórico de la Ciudad de Buenos Aires.

Fue construido con motivo del cuarto centenario de la llamada primera fundación de la ciudad por Pedro de Mendoza. Su autor es el arquitecto Alberto Prebisch y su construcción costó 200.000 pesos.

En 1939 se propuso demolerlo, pero una ordenanza del intendente Arturo Goyeneche lo evitó. Cada una de las caras del Obelisco representa un hecho histórico de la Ciudad de Buenos Aires (la primera fundación, la segunda, el momento que se izó por primera vez la Baneera Nacional y la constitución de la Ciudad como capital del país en 1880).