El 27 de abril de 1999 falleció Tusam, mentalista e hipnotizador argentino.

Su primera aparición en TV fue en 1966, cuando batió un récord de permanencia bajo el agua, sin respirar. Se destacaba en el hipnotismo colectivo.
Con María del Carmen Calandra tuvo un hijo, Leonardo, que desde los nueve años de edad empezó a acompañarle como partenaire y que continúa actualmente con la tradición de su padre.

Montó un espectáculo en el teatro Astral, donde lo acompañaban su esposa, María del Carmen, y su hijo Leonardo, en el que tragaba lámparas incadescentes y lámparas fluorescentes encendidas, sugestionaba animales, masticaba vidrios, introducía un sable en su boca, se ensartaba agujas en la carne o se clavaba clavos en el cuerpo y hacía levitar a las personas.2​Algunas veces tuvo experiencias fallidas, como en el programa «Finalísima» (1990), cuando su hijo casi se ahogó dentro de un tanque hermético repleto de agua.1​

La naturaleza impone los límites. Voy a seguir experimentando hasta que el cuerpo me diga basta.
Tusam

En julio de 1998 sufrió un accidente con su automóvil en la ciudad de Olivos (Gran Buenos Aires), y sufrió trastornos que derivaron en una enfermedad cardiovascular. En abril de 1999 sufrió un ataque cardíaco. El domingo 25 de abril fue internado en terapia intensiva de la clínica Olivos, en la ciudad de Buenos Aires, donde falleció el martes 27 de abril del mismo año.