El 3 de junio de 2016, falleció el boxeador Muhammad Ali.

Considerado como el mejor de la historia. Al triple campeón del mundo de los pesos pesados le diagnosticaron la enfermedad de Parkinson en 1984, cuatro años después de que abandonara el ring. Tenía 74 años.