El 3 de mayo se celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa, con la premisa de “fomentar la libertad de prensa en el mundo al reconocer que una prensa libre, pluralista e independiente es un componente esencial de toda sociedad democrática”.

Proclamado en 1993 por los países miembros de la UNESCO en la Asamblea General de las Naciones Unidas, se eligió este día por la instauración de la Declaración de Windhoek que habla de la libertad en el ejercicio del periodismo.

En una campaña impulsada por la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa), institución que nuclea a 200 medios de todo el país, se busca que las redes sociales y los buscadores no confundan la información periodística de calidad.    

A su vez, hacen énfasis en la figura del editor responsable y la defensa del periodismo profesional como el mejor antídoto contra las noticias falsas. El pasado 6 de abril, los principales medios de Argentina analizaron las estrategias a seguir ante el confuso escenario de las noticias falsas o el uso indebido de contenidos de terceros.

Allí se acordó formar dos comités de trabajo: uno con foco en cuestiones jurídicas y otro orientado a contenidos y mercado. Cabe recordar que el contexto de la reunión coincide con los crecientes cuestionamientos que recibe Facebook, investigada por haber facilitado bases de datos con información de perfiles de sus usuarios, para ser utilizadas en campañas de marketing político.

Otro de los temas es el rol de los productores de contenidos en la distribución de los ingresos derivados de la publicidad digital, y también se acordó un esquema de objetivos que incluirá además el intercambio con especialistas internacionales, expertos locales en derecho de la propiedad intelectual, libertad de expresión y derecho a la información.