El 9 de mayo de 2012 se sancionó la ley de identidad de género.

Hace 6 años, el Senado de la Nación sancionó la ley 26.743, que otorga a todas las personas el derecho a adecuar toda su documentación al sexo, imagen y nombre de pila que desee, sin necesidad de recurrir a la Justicia. Se trata de la primera ley de identidad de género del mundo que no patologiza la condición trans.