Este día 4 de septiembre de 1909 nació Pepe Biondi, actor y humorista argentino.

Fue un humoristaacróbata y artista de variedades argentino que trabajó en el circo, en teatrocine y televisión. Para la crítica y el público, Biondi fue uno de los más grandes cómicos argentinos, quien se destacó por su humor inocente y payasesco.

Hijo de José Biondi y Angela Cavalieri inmigrantes napolitanos de origen humilde, nació como el tercero de ocho hermanos en el barrio de Barracas (Buenos Aires), del que tras una breve estadía, se mudaron a Remedios de Escalada (Lanús), por entonces partido de Avellaneda.En 1934 conoció y se enamoró de la cantante de tango María Teresa Moraca, con la que después de un corto noviazgo se casó y tuvo una sola hija llamada Margarita un 19 de junio, quien estuvo casada con el actor y locutor Pepe Diaz Lastra.Después de varias operaciones en su pierna, donde se le había detectado una obstrucción arterial, Biondi falleció en Buenos Aires, el 4 de octubre de 1975.

De niño, en un baldío adyacente a su casa, se instaló el circo Anselmi, uno de cuyos integrantes, el negro de origen brasileño Juan Chocolate Bonamorte vio a Pepe haciendo morisquetas y acrobacias. Pidió y obtuvo la autorización familiar para incorporar al chico de siete años como aprendiz de acróbata. Cuando el circo partió de gira, su familia jamás imaginó que no lo verían en los próximos años. Al poco tiempo empezaron los problemas, ya que mientras lo entrenaba, el payaso Chocolate le propinaba terribles palizas. Como consecuencia, Pepe tendría hemorragias urinarias que en su madurez comprometerían su salud. Cinco años después, y aprovechando un reencuentro con sus padres, abandonó el circo, cansado de las terribles golpizas.

De regreso en Buenos Aires, trabajó un tiempo de canillita (vendedor callejero de diarios). Hasta que Napoleón Seth, un payaso legendario, le propuso incorporarlo a su rutina y formar un dúo. Durante un par de años, Pepe –que siempre prefirió las acrobacias– trató de aprender el oficio de payaso. Mientras, se presentaban por varios circos, con moderado éxito, hasta que Pepe insistió en incorporar acrobacias a la rutina; ante la negativa del veterano payaso, el dúo se separó.

Meses después conoció a Peter, un acróbata de escuela circense que le habían recomendado. Con él formaron un dúo cómico, que habrá de presentarse por cabarés y teatros de Buenos Aires y Montevideo. Después de un año y medio, al no tener el éxito que esperaban, decidieron separarse.