Un día como hoy 18 de abril de 1955, moría el alemán Albert Einstein.

Fue considerado como uno de los científicos más conocidos del siglo XX, y en 1905 publicó su teoría sobre la relatividad especial. Consecuencia de ésto, dedujo la ecuación de la física más reconocida: E=mc², equivalencia entre masa y energía. Murió a los 76 años por una hemorragia interna causada por la ruptura de una aneurisma de la aorta abdominal.

Nacido el 14 de marzo de 1879, en 1905, cuando era un joven físico desconocido, empleado en la Oficina de Patentes de Berna, publicó su teoría de la relatividad especial. En ella incorporó, en un marco teórico simple fundamentado en postulados físicos sencillos, conceptos y fenómenos estudiados antes por Henri Poincaré y por Hendrik Lorentz. Como una consecuencia lógica de esta teoría, dedujo la ecuación de la física más conocida a nivel popular: la equivalencia masa-energía, E=mc². Ese año publicó otros trabajos que sentarían algunas de las bases de la física estadística y de la mecánica cuántica.

En 1915 presentó la teoría de la relatividad general, en la que reformuló por completo el concepto de gravedad. Una de las consecuencias fue el surgimiento del estudio científico del origen y la evolución del Universo por la rama de la física denominada cosmología.

En 1919, cuando las observaciones británicas de un eclipse solar confirmaron sus predicciones acerca de la curvatura de la luz, fue idolatrado por la prensa. Se convirtió así en un icono popular de la ciencia mundialmente famoso.