Cada 3 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Higiene.

Con el objetivo de promover medidas de aseo para el cuidado de la salud de la población, tanto en el ámbito sanitario como en cada uno de los hogares.

El cuidado de una buena higiene a la hora de limpiar y manipular productos alimenticios también es muy importante, por lo que hay que tener siempre la precaución de, una vez nos hemos lavado las manos correctamente, limpiar los alimentos con abundante agua potable para eliminar posibles gérmenes y bacterias.

Además, debido al aumento del uso de pesticidas y otros productos químicos a la hora de cultivar frutas y verduras, es de vital importancia un lavado a conciencia de los mismos.