El 1° de julio de 2004, falleció Marlon Brando, actor estadounidense y uno de los más emblemáticos del cine.

Se coronó con su interpretación de Vito Corleone en The Godfather (El Padrino, 1972).
Su formación e instrucción teatral fue llevada a cabo por Stella Adler, una de las más prestigiosas profesoras que desarrolló el trabajo de Stanislavski en Nueva York; algunos sábados acudía al Actor’s Studio interesado en las clases de Elia Kazan. Se convirtió en actor de teatro a mediados de la década de 1940 y en actor de cine a comienzos de los años 1950. A lo largo de su carrera, recibió múltiples reconocimientos por sus logros artísticos, entre ellos dos premios Óscar —al mejor actor por su trabajo en On the Waterfront en 1954 y por su actuación en El padrino en 1972—, dos Globo de Oro y tres BAFTA.

Se hizo mundialmente conocido en la década de 1950 por sus intervenciones en películas como Un tranvía llamado deseo (1951), Viva Zapata! (1952), Julio César y On the Waterfront (1954), entre otras. Posteriormente su trabajo en el cine pareció perder calidad y a partir de la década de 1970 sus intervenciones comenzaron a ser más esporádicas, si bien recuperó pujanza con filmes hoy míticos como El padrino, El último tango en París (1972) y Apocalypse Now (1979). Su breve papel en Superman (1978) fue muy comentado por los 4 millones de dólares que cobró por diez minutos de aparición en pantalla. Su última película fue The Score (2001).