El 24 de junio del 2000, falleció el cantante Rodrigo Bueno.

Fue después de un concierto en una discoteca de La Plata, cuando regresaba en coche hacia la Ciudad de Buenos Aires y perdió el control de su vehículo.
El “Potro” fue uno de los máximos referentes del cuarteto en Argentina, autor de grandes éxitos como “Lo mejor del amor”, “Soy cordobés”, “Ocho cuarenta”, “Qué ironía” y “Amor clasificado”, entre tantos otros. Falleció a los 27 años

Rodrigo nació el 24 de mayo de 1973, en Córdoba, siendo el primogénito del matrimonio entre Eduardo «Pichín» Bueno y Beatriz Olave. Bueno tenía dos hermanos, Flavio y Ulises; siendo este último otro exitoso cantante.5​ Su padre era dueño de una disquería y productor musical de Columbia Records y de BMG, una subsidiaria de Sony Music Entertainment. Su madre, Beatriz Olave, era dueña de un quiosco y compositora.6​7​ La primera aparición de Rodrigo en público fue a los dos años de edad, en un programa de televisión denominado Fiesta del Cuarteto, en el que fue subido al escenario por Juan Carlos «La Mona» Jiménez, el cual era muy amigo de la madre de Rodrigo.8​ Desde pequeño Rodrigo jugaba a ser un cantante y sentía pasión por el micrófono. Era amante del cuarteto e iba muy seguido a bailes, donde era invitado al escenario a cantar. De chico acudió a una escuela de folclore, y cantaba rock en una pequeña banda que tenía.

Al crecer, Bueno trabajó como repartidor de periódicos en el quiosco de su abuela Hortensia.6​ En 1984, asistió a conciertos de la banda local Chébere y fue invitado, en ocasiones, a unirse a ellos en el escenario. Al año siguiente, abandonó la primaria que realizó en el Instituto La Salle de Córdoba Capital y comenzó a trabajar en la tienda de discos de su padre, donde algunas veces cantó para los clientes. Un amigo de su padre que pertenecía a la banda local Manto Negro le ofreció a Rodrigo formar parte de la agrupación. Fue entonces cuando empezó formalmente su carrera en la industria musical, firmó su primer contrato y ganó su primer sueldo como músico a los trece años.5​10​ Aunque había escrito canciones desde los diez años, nunca las dio a conocer a sus amigos debido a sus faltas ortográficas.