El 27 de agosto de 1990 murió Steve Ray Vaughan, guitarrista de blues.

Con su impresionante forma de tocar la guitarra, fue considerado como uno de los mejores de la historia. Falleció a los 35 años, después de tomar un helicóptero de Wisconsin hasta Chicago, que se estrelló apenas despegó.

Empezó a tocar la guitarra a los siete años, inspirado en su hermano mayor Jimmie. Abandonó la escuela en 1971 y se mudó a Austin el año siguiente. Inicialmente tocó la guitarra en numerosas bandas, logrando un puesto en la banda The Nightcrawlers de Marc Benno y en la banda The Cobras de Denny Freeman, con quien siguió trabajando hasta 1977. Después formó su propia agrupación, Triple Threat Revue, cambiando su nombre a Double Trouble tras contratar al baterista Chris Layton y al bajista Tommy Shannon. Logró popularidad tras su participación en el Festival de Jazz de Montreux de 1982, y su álbum debut Texas Flood ocupó la posición número 38 en 1983, una exitosa producción que vendió cerca de medio millón de copias. Compartió escenario con Jeff Beck en 1989 y con Joe Cocker en 1990, pero falleció trágicamente en un accidente de helicóptero el 27 de agosto de 1990 a los 35 años.

Vaughan recibió una gran cantidad de premios y reconocimientos en vida y de manera póstuma. En 1983, los lectores de la revista Guitar Player lo eligieron como el mejor talento joven y el mejor guitarrista eléctrico de blues. En 1984 The Blues Foundation lo nombró el mejor instrumentalista del año y en 1987 la revista Performance lo eligió el músico de blues del año. Ganó seis premios Grammy y diez premios Austin Music y fue presentado de manera póstuma en el Salón de la Fama del Blues en el año 2000 y en el Salón de la Fama de los Músicos en 2014. La revista Rolling Stone lo ubicó en la posición número 12 entre los mejores guitarristas de todos los tiempos.1​ En 2015, Vaughan y su banda Double Trouble fueron presentados en el Salón de la Fama del Rock and Roll