Hoy 21 de Septiembre, celebramos el «Día de la Primavera».

La primavera es una de las cuatro estaciones de las zonas templadas del planeta Tierra, sigue al invierno y precede al verano. La etimología de la palabra prima proviene de «primer» y vera de «verdor».

Astronómicamente, esta estación comienza con el equinoccio de primavera (el 20 de marzo en el hemisferio norte, y el 24 de septiembre en el hemisferio sur), y termina con el solsticio de verano (alrededor del 21 de junio en el hemisferio norte y el 21 o 22 de diciembre en el hemisferio sur). En la zona intertropical del hemisferio norte comienza el 21 de marzo hasta el 23 de septiembre. En la zona intertropical del hemisferio sur va desde el 24 de septiembre al 21 de marzo.

En lo que respecta al clima, suele ser frecuente el aumento muy lento y progresivo del nivel de la temperatura conforme avanzan las semanas, con algún período intercalado en el que puede «reaparecer» el ambiente invernal debido a algunas masas de aire frío residuales. Las precipitaciones tienden a ser más irregulares y menos generalizadas, descargando en forma de chubasco y tormentas más probables a mediados y finales de la estación, cuando el verano está próximo. Las hojas y flores de los árboles de hoja caducifolia vuelven a crecer de manera gradual, dando colorido de nuevo al paisaje después del invierno