16 de Julio de 2004 : Día de los Intereses Argentinos en el Mar.

Hoy, 16 de julio se celebra el Día de los Intereses Argentinos en el Mar. La fecha fue instituida por la Ley 25860, promulgada el 4 de diciembre de 2003, en homenaje al nacimiento del Almirante Segundo R. Storni, ocurrido en Tucumán un 16 de Julio del año 1876.

Durante toda su carrera en la Armada, Storni fue un brillante oficial dedicado al estudio, destacándose por sus dotes personales y profesionales. Perteneció al Instituto Argentino de Derecho Internacional, a la Sociedad Científica Argentina y al Instituto Oceanográfico Argentino. Una muestra de sus condiciones se rescata de las palabras pronunciadas por el Almirante Juan B. Basso al despedir sus restos: “En todas partes dejó la huella de su aguda inteligencia, de su capacidad de trabajo y de su eficiencia profesional. Su mente selecta sabía aislar lo trascendente de lo superfluo y abarcaba el panorama general de la situación”.

En oportunidad del primer Centenario de la Independencia, el entonces Capitán de Fragata Storni disertó en dos conferencias llevadas a cabo en el salón de actos del diario La Prensa sobre: “Razón de ser de los intereses argentinos: factores que facilitan u obstaculizan el desarrollo del poder naval de la Nación” y “Política Naval Argentina: problemas de la defensa nacional por el lado del mar”. A su vez, fue autor de la publicación “Intereses Argentinos en el Mar”, donde plantearía los lineamientos fundamentales que debía seguir la Nación para perfilarse hacia su proyección marítima e inserción en el mundo.

En dicha obra, el Almirante Storni sostuvo que el poder naval se debía apoyar en tres pilares: la producción, los transportes propios y el comercio. También incluyó a la pesca, los puertos, los canales, el balizamiento, los faros, los astilleros, el turismo y los deportes, es decir, todas las capacidades que tiene una Nación para vivir y actuar en el mar.

De esta manera, el Almirante Storni fue quien impulsó en nuestra sociedad la necesidad de considerar las cuestiones del mar y de avanzar para afianzarlas como políticas de Estado, desafío inmenso en un contexto donde sólo se ponderaba el desarrollo agropecuario, concentrado en la llanura pampeana. Es indudable la importancia de su contribución, alertando sobre el valor de lo que ahora llamamos Intereses Marítimos. Puso de manifiesto todos los problemas relacionados con el mar que tenía nuestro país, cuya sociedad –más allá de la Marina– comenzó a pensar en estos temas gracias a él.

Un país como el nuestro, con una longitud en su línea de costa que supera los 5.000 kilómetros de extensión y una superficie marítima de más de 2,8 millones de kilómetros cuadrados, representa un potencial económico y ambiental muy importante. Además de la responsabilidad asumida de brindar el servicio de búsqueda y rescate de vidas humanas en peligro en un área mayor a los 14 millones de kilómetros cuadrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×