El 9 de julio de 1935 nació Isabel Sarli, actriz argentina más conocida como “la Coca”.

Fue actrizvedette y modelo argentina. Conocida por protagonizar numerosas películas sexploitation realizadas por Armando Bó entre 1959 y 1980.Considerada el mayor símbolo sexual del cine argentino.​ Tras la muerte de Armando Bó y retorno a democracia, su trabajo revalorizado por su contenido camp lo que a su vez convirtió a sus filmes en películas de culto, considerada icono poP​ e icono gay.

Sus padres fueron Antonio Francisco Gorrindo y María Elena Sarli. Comenzó a trabajar como secretaria para ayudar a su madre. Luego se ofrecería modelar para todo tipo de productos. Su carrera como modelo marchó tan bien que tuvo que dejar trabajo como secretaria. Luego elegida Miss Argentina en 1955, época cuando conoció al general Juan Domingo Perón. En el concurso Miss Universo 1955 llegó a semifinalista.

Adoptó dos hijos, Isabelita y Martín.

En esa época, exactamente en junio de 1956 la descubre el director Armando Bó (1914-1981) con quien entablaba relación personal y profesional de larga data (hasta muerte del realizador) convirtiéndose en protagonista y musa inspiradora de sus películas. Por su parte, Bó además de director era productor y co protagonista.

Eran pioneros del cine erótico. Pese a sufrir censura en varias escenas de sus películas, éstas terminaron conquistando mercados del mundo, lo que la hizo estrella popular de la época en MéxicoParaguayPanamáRusiaJapónEstados Unidos y otros países de América Central y América del Sur. Su única rival fue la rubia Libertad Leblanc siendo esta última «diosa blanca» frente a «diosa trigueña». Fueron equivalentes locales de Jayne Mansfield o Anita Ekberg.

Sarli (centro) en el estreno de Fuego en 1971. Filmada dos años antes, la reiterada censura tuvo el efecto contrario y generó gran expectativa.

Bó la convenció para encarnar la protagonista de El trueno entre las hojas, primera de treinta producciones realizadas entre ambos donde protagonizó primer desnudo del cine argentino. La película fue éxito y la proyectó como símbolo sexual de su generación que la vio por décadas en cintas como Furia infernalFavelaCarneFiebre,13​ FuegoSabalerosEmbrujada e Insaciable.

Dentro de mitos que la rodean, como a toda estrella, la famosa frase «¡Canalla, ¿qué pretende usted de mí?!» supuestamente dicha en la película Carne​ que ha quedado inscrita en acervo popular.

De hecho, en las películas el argumento era el mismo: Sarli criatura pasional poseída por un hombre mayor (Bó) y por irrefrenable deseo hacia hombres jóvenes (interpretado por Víctor Bó, hijo de Armando).

Esta mujer prosiguió su carrera hasta el fallecimiento de Armando Bó en 1981 cuando se retiró de la actividad dejando un recuerdo icónico gracias a su combinación de inocencia y voluptuosidad, emblemáticas del cine de su época.